Posesión demoníaca es comprobado por la policía, Todo inicio en 1990 cuando Estefanía, entonces de 18 años, comienza a interesarse por el ocultismo.

El caso de la joven poseída en España que fue comprobado por la Policía

Hechos paranormales continuaron atemorizando a la familia tras la muerte de Estefanía, e incluso fueron comprobados por la policía
que documentó un inusual llamado de emergencia durante una fría madrugada
Un caso escalofriante en la historia de Vallecas, España, es el de la joven Estefanía Gutiérrez Lázaro, quien falleció en extrañas condiciones meses después de jugar a la ouija con un grupo de amigas.
Los hechos paranormales continuaron atemorizando a la familia tras la muerte de la joven e incluso fueron comprobados por la policía que documentó un inusual llamado de emergencia durante una fría madrugada, ahora conocido como el “expediente Vallecas”.
Todo inicio en 1990 cuando Estefanía, entonces de 18 años, comienza a interesarse por elocultismo. Después de realizar varias sesiones con la ouija, una de sus amigas le solicita organizar otras para contactar a su novio recién fallecido.
Las adolescentes se reunieron alrededor de la tabla en el instituto al que asistían aclases, pero se ven interrumpidas por una maestra, que molesta les arrebata la ouija y la estrella contra el piso. Desde entonces la vida de Estefanía y su familia dio un giro total, fueron asediados por fuerzas ocultas.
La joven comienza a presentar comportamientos extraños e inexplicables.Alucinacionesconvulsiones, voces y sombras la acompañaron todos los días en una agonía que terminó hasta agosto de 1991, cuando fue internada en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid para fallecer súbitamente, sin que los doctores lograran undiagnóstico acertado.
Los creyentes supusieron que la joven había sido poseída por el mal y rápidamente su historia fue difundida. Sin embargo, aun con el dolor que representa la pérdida de un hijo, las angustias no terminaron para la familia con la muerte de Estefanía.
Los episodios paranormales literalmente sacudían la casa de la familia Gutiérrez, quienes completamente aterrorizados llegaron al límite en noviembre de 1992 cuando decidieron llamar a la policía. En su pedido de auxilio detallaron que los crucifijos de la casa se movían sin control y una enorme sombra los vigilaba.
El Inspector de la Policía Nacional llegó a la casa junto con tres agentes, quienes atónitos confirmaron los hechos descritos a la línea de emergencia. En su informe oficial detallan un episodio de “misterio y rareza”.
“No habían salido de la sorpresa y comentando la misma, cuando se produjo un fuerte ruido en la terraza donde pudieron comprobar que no había nadie”. En un recorrido por las habitaciones observaron un crucifijo que tenía separado el cristo de la cruz, y el poster donde estaba ubicado tenia huellas de arañazos, detalla el “expediente Vallecas”.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=IGDCP3k-qOY]

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *